El Correo de Laris – Número 1 (Corregido y ampliado)

Hola a todos, mis queridos lectores. Como ya sabéis muchos, me hallo en un congreso en Hong Kong, y entre charlas y visitas turísticas, no he tenido nada de tiempo de escribir. Por lo tanto, y sintiéndolo mucho, mañana martes no habrá capítulo de Los Enterradores ni relato que lo sustituya. El viernes, no obstante, sí preveo poner un capítulo de las Crónicas de la Guerra Fría Temporal, tampoco habrá un capítulo de las Crónicas de la Guerra Fría Temporal. Ese día estoy viajando de vuelta.

Un saludo,

Larsis von Laris

Published in: on junio 23, 2008 at 6:36 pm  Comments (1)  

Crónicas de la Guerra Fría Temporal – Capítulo II

En el episodio anterior de las Crónicas de la Guerra Fría Temporal: La tripulación de la Nébula es rescatada por la Enterprise-K, procedente del siglo XXVII.

Y ahora, la continuación:

Libro I
Capítulo II
La contienda

La sala de reuniones se encontraba a estribor en el último nivel de la Enterprise. A través de los ventanales se veía la malherida Nébula.

-Explíquemelo todo, capitán.

-Capitán Orgul, ¿no quiere tomar algo antes?, tengo cerveza romulana, y seguro que no ha probado esta nueva variedad, ahora la producen…

-Por favor, Capitán Zeus, vaya al grano-, le interrumpió Orgul.

(más…)

Published in: on junio 20, 2008 at 5:49 am  Comments (14)  

Nano

Como estoy de congreso en Hong Kong no me ha dado tiempo a escribir el nuevo capitulo (no, no hay acentos en este teclado) de Los Enterradores. Asi que este martes este blog se complace en ofrecerles el relato “Nano”, finalista del I Concurso de Relatos Hiperbreves de Ciencia Ficcion, celebrado con motivo de las VI Jornadas de Jovenes Investigadores. Y ya que estamos, ¿por qué no continuarlo?, al final aparecen las opciones de rigor. Espero que os guste.

Nano

«One Way or Another» de Blondie sonaba con un volumen atronadoramente alto. Humbelina, impasible, tecleaba frente al proyector de hologramas, sólo a veces levantaba las manos para ajustar algo en el gráfico y de paso echaba una ojeada al esplendoroso día de estudiantes desparramados por el césped que se colaba entre las láminas de las persianas. Eran cerca de las 11.00, y ya iba siendo hora del café mañanero. A las 11.08 François llamó a la puerta.

(más…)

Published in: on junio 17, 2008 at 4:27 am  Comments (14)  

Crónicas de la Guerra Fría Temporal – Capítulo I

En el episodio anterior de las Crónicas de la Guerra Fría Temporal: La nave Nébula es abordada por Galorianos. Finalmente, los últimos supervivientes son rescatados por la Enterprise.

Y ahora, la continuación:

Libro I
Capítulo I
El Rescate de la Nébula

Orgul, el capitán de la Nébula, un orgulloso romulano, se levantó de un salto al oir las palabras del holograma. La paz llevaba años firmada, pero no le complacía que un capitán de la Federación se paseara por su nave, y menos el capitán de la Enterprise-G. Sin embargo, venían a salvarlos.

La puerta se abrió, o mejor dicho, desapareció, y posteriormente todos los obstáculos que la bloqueaban fueron evaporándose. Orgul, un poco sorprendido por el método empleado se acercó a la puerta, por la que apareció un joven oficial de la Federación.

– Vengan, rápido, el núcleo puede explotar en cualquier momento-, les dijo, y Orgul hizo enseguida un gesto para indicar a los demás que lo siguieran.

(más…)

Published in: on junio 13, 2008 at 4:35 pm  Comments (8)  

Los Enterradores – Capítulo III

Continuamos con la historia de los últimos Neocrón. A ver si os gusta el objeto que encuentran:

Capítulo III
La Forja de Planck

Incluso antes de los tiempos del Profeta, cuando empezó a formarse la Colectividad Neocrón, ya circulaba la leyenda de la Forja Celestial. Su veracidad nunca fue confirmada, aunque la posibilidad de la existencia de dicha Forja, capaz de destruir y crear Universos, era algo que infundía respeto entre las especies que creían que los Neocrón la poseían. Cuando se produjo la Unificación, y los Neocrón pasaron a ser la única especie del Universo, la leyenda fue olvidada. Hasta hoy.

Sairog viajaba a través de un agujero de gusano que lo llevaría hasta el otro extremo de la superestructura galáctica. Sabía que Ogoroth lo seguía desde hacía tiempo. Al menos no estaba tras Odara. Habían conseguido hacer creer a Ogoroth que Sairog realizaría los preparativos más importantes para el Plan, que eran llevados a cabo por Odara en estos momentos, ya que su poder, recientemente incrementado, le permitía por ahora realizar la tarea sin la ayuda de su compañero. El Universo se acercaba a su fin y Ogoroth estaba acosando demasiado a los Dos Últimos.

(más…)

Published in: on junio 10, 2008 at 12:04 pm  Comments (17)  

Crónicas de la Guerra Fría Temporal – Preludio

He decidido comenzar a publicar los viernes una nueva historia por entregas, se trata de las Crónicas de la Guerra Fría Temporal, ambientada en el universo Star Trek, y de la que ya fueran publicados sus dos primeros (y únicos) fragmentos en Papelera. Una característica de este relato es que los episodios serán más cortos que los del relato de los martes. Todavía no voy a preguntar a los lectores cómo quieren continuar la historia, eso lo dejaremos para el Capítulo I. Por ahora, comienza el Preludio:

Libro I
Preludio
Ataque a la Nébula

El drama continuaba en otra parte de la nave. El ataque de los Galorianos no se había hecho esperar, y aunque los escudos resistieron bien las descargas de plasma, el abordaje era algo que sin duda iba a ocurrir. Lo más fácil era penetrar por el nivel 23, por eso instalaron allí los autocañones, y hasta consiguieron algunas bajas entre los invasores, pero la plaga que inundó la nave no se podía contener. Y en este rincón, en esta proa del nivel 12, se atrincheró lo que quedaba de la tripulación. Todos habían sido sorprendidos por lo repentino del ataque, no hubo tiempo de poner en funcionamiento ninguna de las defensas internas de la nave, y el las sucesivas recaídas de protoplasma en el motor de curvatura habían paralizado por un momento incluso los sistemas vitales.

En el nivel 12, nerviosos, vigilantes, reforzando puertas con todo lo que tenían, los catorce tripulantes, los catorce de la Nébula, su nave, aguardaban al alba para el ataque final. Oían a los Galorianos caminando arriba y abajo, explosiones, disparos. En un momento creyeron oír que el núcleo se fundía, con la garganta seca, tras unos segundos comprobaron que no era así. Poco tiempo después dejaron de oír pasos. Se preguntaban a qué se debía ese angustioso silencio. ¿Habrían decidido desintegrar la nave haciendo estallar el núcleo? En realidad no sabían por qué los atacaban los Galorianos, sólo que los habían atacado repetidas veces en los últimos días. Y que cada vez era peor.

Bastante tiempo más tarde, de nuevo ruidos, otra vez pasos. Llamaron a la puerta, todos quedaron inmóviles, agarraban temblando las armas. Una luz empezó a aparecer en el centro de la habitación, destellos giraban, subían y bajaban alrededor de una figura que empezó a formarse. Era la de un hombre alto, de gesto sereno y poblada barba blanca.

-Supervivientes del Nébula, les habla el capitán Zeus de la nave Enterprise, hemos venido a rescatarles, entraremos en la sala para proporcionarles ayuda médica. Por nuestra seguridad, y dado su estado de nerviosismo, hemos desactivado sus armas de mano. Lo único que les puedo decir es que han aparecido en medio de la Guerra Fría Temporal.

Published in: on junio 6, 2008 at 1:33 pm  Comments (2)  

Los Enterradores – Capítulo II

Hola de nuevo a todo el mundo. Continuemos, según los deseos de los lectores, con el segundo capítulo de Los Enterradores:

Capítulo II
Fuegos de artificio

Antes de que Rinat alcanzara la posición de Sairog y Odara, Ogoroth se teletransportó instantáneamente a una posición entre la de aquel y la de estos. Entonces, también instantáneamente, Sairog, Odara y Rinat lanzaron el primer ataque sobre Ogoroth, que en estos momentos, tras gastar gran cantidad de energía en curvar el espacio para el teletransporte, se encontraría debilitado y sería más fácil intentar algo contra él. Dejarlo fuera de juego significaría llevar el Plan a buen puerto. Sin embargo, Ogoroth lo tenía todo calculado, tras comprobar que los tres se lanzaban sobre él, éste partió rápidamente en la dirección perpendicular al plano galáctico.

-¡No escaparás, Ogoroth!-, gritó Sairog.

(más…)

Published in: on junio 3, 2008 at 9:24 am  Comments (16)