Crónicas de la Guerra Fría Temporal – Capítulo IV

En el episodio anterior de las Crónicas de la Guerra Fría Temporal: El capitán Zeus explica a Orgul que un importante líder romulano iba a nacer de una de las víctimas de la Nébula. Además, le dice a Orgul que él formará parte del equipo que reparará la Historia.

Y ahora, la continuación:

Libro I
Capítulo IV
Exhibición

Con la ayuda de las múltiples pantallas de la sala de control, Orgul pudo ver la escena.

Una figura negra se acercaba a la boliana por su espalda. En los monitores no se apreciaban más características que la de la oscuridad de la forma, más o menos humanoide, pero sin detalles, pura negrura.

-¿Qué es eso capitán?-, preguntó Orgul.

-Ahora lo verá.

La figura saltó sobre la boliana. Entonces el reptil alado se lanzó también hacia la guerrera profiriendo un agudo graznido. La bolinana se volvió rápidamente y lanzó tres disparos hacia la figura oscura, eran como bolas luminosas, bastante grandes en comparación con el cañón del rifle. Los disparos atravesaron a la figura, saliendo por su parte trasera dirigiéndose hacia el reptil volador, que los esquivó fácilmente. La sombra cayó sobre la guerrera, rodeándola y dejando un charco de un líquido negro y espeso en el suelo.

En ese instante un arco luminoso que brotaba de algún punto fuera de las pantallas sacudió el charco. Éste reaccionó reabsorbiéndose en la arena, pero el haz luminoso parecía también hundirse con él. Un hombre apareció en escena, y el arco luminoso partía de su brazo, como una extensión del mismo. Orgul comprobó que portaba una especie de armadura, debía ser la responsable de ese haz de energía.

Donde había estado el charco, la arena volvió a oscurecerse. De alguna manera el brazo de energía había atrapado al ente de negro líquido y estaba sacándolo a la superficie. Empezó a sacar una especie de esfera negra hasta que la levantó por encima del suelo. Entonces la luz del arco cambió del blanco que había tenido hasta ahora a un verde intenso, y despareció, dejando caer la esfera al suelo. El líquido se desparramó al tiempo que cambiaba su color al rojo, dejando a la guerrera boliana sobre un charco que hubiera podido parecer su sangre, si no fuera porque ésta era azul. En ese momento el reptil alado se posó sobre el hombro de la boliana.

-No me avisaste a tiempo, Tranh.

El capitán y Orgul salieron de la cabina y, tras andar unos cincuenta metros, se acercaron al grupo.

-Capitán, ¿estaba observando?-, preguntó la boliana, -qué vergüenza.

-En absoluto, es muy difícil escapar de una así-, contestó el capitán. Se dirigió entonces a Orgul: -Les presento al capitán Orgul de la Nébula, supongo que ya han leído el informe que les mandé y están enterados de que formará parte de su equipo en la siguiente misión.

-Que para mí será un honor después de lo que he presenciado, nunca he visto a nadie sobrevivirle al Vagrano.

-Orgul, estos son Fráenot, mitad humano mitad cardasiano; y Mirah, boliana, con su fiel Tranh.

-Encantada-, replicó ella.

-Será un placer llevarlo como consejero en la misión, capitán Orgul-, dijo Fráenot.

-Fin del programa-, ordenó el capitán, -tenemos mucho que hacer.


¿Cómo va a comenzar la misión?

A) Son transportados una semana en el pasado, a la base de los galorianos que atacaron la Nébula.

B) Son transportados una semana al último planeta que visitó la Nébula.

C) Son transportados un mes en el futuro para retener al contacto que informó a los galorianos.

Anuncios
Published in: on julio 11, 2008 at 8:32 am  Comments (4)  

The URI to TrackBack this entry is: https://herrspock.wordpress.com/2008/07/11/cronicas-de-la-guerra-fria-temporal-capitulo-iv/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. mmm… la verdad es que da un poco igual como comience la misión. pongamos la B

    jeje, me ha gustado la referencia a skin of evil 😉

  2. Yo me pido la opcion A mismo.

  3. […] Crónicas de la Guerra Fría Temporal – Capítulo IV […]

  4. Bueno, pues he tomado la opción B, porque el plazo para votar acabó el martes, tío, Becario gastronómico. Pero, como decía Cronopio, da un poco igual como comience la misión. Espero que os guste el siguiente capítulo, que acabo de publicar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: