Crónicas de la Guerra Fría Temporal – Capítulo VIII

En el capítulo anterior de las Crónicas de la Guerra Fría Temporal: una patrulla romulana descubre la identidad klingon de Bail. Tras un tiroteo, todos menos Soret son detenidos.

Y ahora, la continuación:

Libro I
Capítulo VIII
Un cambiante puede

Un cambiante no solo puede cambiar de forma a volutand, también sabe muy bien cuándo hacerlo para pasar totalmente desapercibido. Así que un cambiante puede salir de un bar desierto tras un tiroteo, como un romulano cualquiera que estaba en un oscuro rincón y ha esperado a que se calmara todo. También puede encontrar rápidamente a su presa, si sabe dónde encontrarla. Más aún si tenemos en cuenta que llevaba un tricorder dentro de su gelatinoso cuerpo.

Así que puede salir a la calle, con ese dispositivo camuflado, y seguir la pista del galoriano. De esa forma puede dirigirse al espaciopuerto, y tras cruzarse con muchas patrullas buscando klingons en vano, puede entrar en un almacén de grano. Si el almacén es meramente una tapadera, su adiestramiento y el tricorder le permiten encontrar la entrada al sótano rápidamente. Si no puede abrir la puerta, espera pacientemente convertido en una caja de grano vacía. Cuando su presa aparece acompañada por otros dos galorianos, puede golpear al más cercano y utilizar su arma contra el otro y amenzar al caracterizado de ferengi. Así es como un cambiante puede hacerse con el transmisor que pretendían adherir a la Nébula. Después de asegurarse que los galorianos no presentarán más problemas, puede rastrear el implante de Bail y caminar tranquilamente hacia el cuartel donde permanece retenido el resto del equipo. Cerca del cuartel intentará comunicar con la Enterprise y solicitar el transporte del grupo al completo. Una vez a bordo:

-Ya me estoy cansando de que él nos salve tan a menudo-, gruñó Bail.

-Un gracias bastaba-, repuso Soret divertido por la usual reacción del klingon.

-Bueno, todo ha acabado bien y estamos de una pieza, eso es lo que importa. Vayamos a informar al capitán.


Y una vez informen al capitán, ¿a qué nuevo reto se enfrentará la Enterprise? Y esta vez la respuesta es totalmente libre, podéis decir lo que sea, el desarrollo aproximado de los acontecimientos o una simple sugerencia. Power to the readers total y absoluto.

Anuncios
Published in: on septiembre 5, 2008 at 7:35 pm  Comments (4)  

The URI to TrackBack this entry is: https://herrspock.wordpress.com/2008/09/05/cronicas-de-la-guerra-fria-temporal-capitulo-viii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. Mi propuesta es que cuando vayan a informar al Capitán, éste no sea realmente el Capitán, si no otro Cambiante malvado cuyo grupo terrorista ha secuestrado la nave. Hala. Saludos!

  2. ¡Me gusta!, lo implementaré en el próximo episodio.

  3. […] Crónicas de la Guerra Fría Temporal – Capítulo VIII […]

  4. All large purchases are always intimidating, especially if
    you are uninformed about the industry. One of the scariest purchases is buying cars.
    Many people fear they are getting ripped off and you surely don’t want that. Avoid buying a lemon by looking through these great tips and tricks regarding car purchases.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: